agradecimientos graduación más inspiradores: Jeff Bezos

Seguimos analizando algunos discursos célebres. Esta vez nos analizaremos un discurso pronunciado por otro personaje insigne que está relacionado con el mundo de la computación, más particularmente tiene que ver con Internet. Se trata del fundador de Amazon, cuyo nombre es Jeff Bezos. Un hombre con una trayectoria muy importante en la comercialización de libros y demás productos a través de la red de redes. Bezos fue invitado en 2010 a pronunciar un discurso en la Universidad de Princeton. Allí tuvo ocasión de dar una interesante disertación sobre los dones y las elecciones. Veamos en detalle de qué habló y qué mensaje dejó a los graduados.

Jeff Bezos comenzó su alocución refiriéndose a una experiencia que le tocó vivir de niño. Cuando era un chico pasaba los veranos con sus abuelos en su rancho de Texas. En el verano, se sumaban a una caravana de casas rodantes que recorrían Estados Unidos y Canadá. En uno de esos veranos, Jeff, quien era aficionado a hacer cálculos estadísticos —algunos de los cuales tenían un alto grado de complejidad para la mente de un niño—, decidió calcular el tiempo de vida que se había quitado su abuela siendo fumadora. Las operaciones de Bezos se basaban en un anuncio que decía que un fumador se restaba dos minutos de vida por cada pitada. Después de calcular por un buen rato todos los datos necesarios para dar con el guarismo correcto, fue a la parte delantera del tráiler y le dijo a su abuela que a un ritmo de dos minutos por pitada le había quitado nueve años a su vida.

El joven Bezos pretendía recibir la felicitación de su abuela por haber resulto un problema complejo. Sin embargo, lo que sucedió lo dejó consternado: su abuela prorrumpió en llanto. Su abuelo detuvo el vehículo, fue hasta la parte trasera, abrió la puerta y comenzó a caminar. Jeff lo siguió pensando en que su abuelo le recriminaría haber hecho llorar a su abuela. El abuelo de Bezos era un hombre taciturno, pero muy inteligente. Nunca había levantado la voz para hablarle a su nieto ni lo haría en aquella ocasión. En cambio le dijo una frase que no olvidaría jamás: «Cuando crezcas te darás cuenta de que es más fácil ser inteligente que ser amable».

Y, luego de una larga introducción, el fundador de Amazon llegó al meollo del asunto, al tema central de su discurso de graduación: el quería hablar de las diferencias entre los dones y las elecciones. Dijo que los dones son algo bueno. Dijo que seguramente los allí presentes tenían muchos dones, uno de los cuales de seguro era la inteligencia. Pero, ¿cómo usarían sus dones?

Jeff BezosSiguiendo con una experiencia de su propia vida, contó cómo tomó la decisión de fundar Amazon. Dijo que su jefe lo escuchó y le dijo que era una buena perspectiva, pero sería una mejor elección para alguien que no tuviera ya un buen trabajo. Él tuvo que pensar por 48 horas si se lanzaría a fundar la librería virtual o seguiría con su empleo. Bezos tomó la decisión de seguir su pasión y dijo que estaba orgulloso de eso.

Finalizando su discurso planteó una serie de preguntas, entre las cuales destacaban: «¿Cómo utilizarán sus dones?» «¿Serán inteligentes a costa de los demás o serán amables?» «¿Será la inercia su guía o seguirán sus pasiones?»  Y finalizó su discurso de manera magistral haciendo la siguiente reflexión: «Cuando tengas 80 años, y en un momento tranquilo de reflexión, narrando sólo para ti la versión más personal de tu historia de vida, el relato que será más conciso y significativo será la serie de elecciones que hayas hecho. Al final, somos nuestras elecciones.»

Excelente ejemplo de lo que es un buen discurso de graduación. Muy significativo. Fue motivador a la vez que reflexivo. Y dejó a la concurrencia algo en que pensar.

Author:

Share This Post On