Claves para obtener buenas fotografías de graduación (Parte I)

La graduación es un momento muy importante para quien se recibe. Si estás en esa situación, seguramente habrás pensado muchas veces en cómo será la ceremonia, cuáles serán los momentos más emotivos y qué recuerdos guardará uno de la jornada. Y nada mejor para acompañar la memoria que a uno le queda de ese momento que una buena serie de fotografías. Por eso, aquí veremos algunas claves para tener buenas fotografías de la ceremonia de graduación.

 

Confiar la cámara a la persona adecuada: No se trata sólo de que sea alguien de tu confianza, sino también que se trate de una persona con conocimientos adecuados para obtener las mejores tomas. Si contrataras a un profesional para tomar las fotos, tienes que asegurarte de indicarle con quiénes es importante que te retrate; caso contrario, el fotógrafo puede concentrarse en las personas equivocadas.

Hacer una pausa en los momentos indicados: Cuando uno está en medio de la ceremonia de graduación, puede que los momentos se sucedan sin solución de continuidad. En el caso de los graduados, a veces pierden la noción del momento y reciben el diploma rápidamente sin darle la posibilidad al fotógrafo de obtener una buena toma para inmortalizar el momento. Para evitar esto es importante que —además de disfrutar de la ocasión— tengas en cuenta la importancia de hacer una pausa para retratar algún momento especial. De esta manera, las fotografías se convertirán en un buen recuerdo, digno de ser compartido y atesorado.


Actúa con naturalidad:
Uno de los defectos más ostensibles de quienes van a ser fotografiados en situaciones que exigen cierto porte natural, es que adopten una pose fingida o afectada. Nada hace que una fotografía sea peor que eso. Por lo tanto, es importante que, si bien en ocasiones es necesario posar para obtener una buena toma, las mejores fotos suelen ser las que se obtienen mientras los retratados actúan con normalidad.

Author:

Share This Post On