Cómo ahorrar con el regalo de graduación

Aunque la familia, y en especial los padre, reciben la graduación de un estudiante como el gran evento personal, académico y simbólico que es, hay que decir que no se trata de un trance económico: los padres gastan, y gastan mucho en una graduación, lo que añadido al costo de las matriculas, colegiaturas y los gastos de titulación y licencias… Además de los gastos de la fiesta de graduación, anillos y recuerdos, crean una masa que deja pálido al más valiente.

regalo

Sin embargo, cuando se trata de los regalos de graduación, hablamos de una esfera en la que no se pueden escatimar recursos: se trata del reconocimiento de los esfuerzos, los desvelos, la larga senda recorrida por el estudiante que ahora, al fin, con la graduación, llega a la primera de muchas metas.

El regalo de graduación no sólo es un reconocimiento y un obsequio: es también un aliciente con miras al largo camino que recién comienza.

Aunque no debemos escatimar costos en un regalo de graduación, si podemos poner en marcha algunas estrategias para ahorrar al comprar un regalo para un futuro graduado.

Toma previsiones. La mejor manera de ahorrar en un regalo de graduación es empezar a ahorrar en los meses previos para afrontar el gasto. De ese modo no será tan gravoso cuando llegue la hora, y por la otra se contará con recursos para realizar la compra, de manera que si se presenta una oferta o una oportunidad, no se le dejará pasar. Recuerda: el efectivo es el rey.

regalo-2

Compra con antelación. Uno de los problemas con los regalos de graduación es que hay que adquirirlos en los meses más caro del año: los de verano. Si cuentas con dinero antes del término del año lectivo, y sabes qué es lo que le vas a regalar a tu graduado, no lo pienses, y haz la compra a más tardar en mayo: verás la diferencia llegado el verano.

Se creativo con el regalo. No siempre el gasto es lo que cuenta en un regalo. La verdad es que lo que mide el efecto de un regalo es que adquiramos justo lo que el homenajeado sabe que desea de nosotros. A veces un regalo creativo (una canción, un cuadro, un recuerdo de la infancia o de la convencía) son más valiosos que un regalo caro. No se trata de llenar una expectativa de valor, sino de ofrendar algo que resulte significativo, y marque el momento crucial que el graduado vivir.

regalo-3

No compres a crédito. Ante todo evita comprar el regalo de graduación usando alguna forma de crédito. Se trata de dar una lección sobre la vida que debes ofrecer, y no caer en los vicios de la improvisación y de la corteza de miras. Haz de tu regalo de graduación un manifiesto sobre las bondades del esfuerzo, la lucha y la visión a largo plazo… y ese regalo, sea cual sea, valdrá su peso en oro.

Author:

Share This Post On