La preparación del discurso de graduación (Parte III)

En los anteriores artículos de esta serie, analizamos algunos consejos prácticos para preparar el discurso de graduación. En el primero de ellos, se dieron recomendaciones sobre cómo disponer todo para preparar el discurso. Mientras que en el segundo, analizamos algunos conceptos de fondo sobre el contenido del discurso. Todavía hay muchas más recomendaciones para dar sobre la preparación de un buen discurso de graduación. Así que en este artículo continuaremos con el análisis de este interesante tema. Veremos hoy qué temas podrías incluir en tu discurso.

Reseña histórica de la institución: Es costumbre que el discurso comience —después de los saludos— con una breve reseña histórica de la institución. Subrayamos la idea de breve, toda vez que si el discurso se extendiera demasiado sobre este particular, se tornaría aburrido para la mayoría de los asistentes y restaría tiempo para incluir otros temas que igualmente tienen su importancia. No se debe, por lo tanto, asignar mucho tiempo a esta parte, sólo unos cuantos minutos a modo de introducción.

Habla sobre tu propia experiencia: Aunque las autorreferencias suelen verse mal en muchos tipos de discurso, en uno de graduación es inevitable. Porque uno mismo no puede dejar de hacer mención de sus propias experiencias dentro de la institución. Podrás contar con cierto detalle tu progreso dentro de las aulas y cómo llegaste hasta ese día tan importante. Sin embargo, como en el caso de la reseña histórica, la parte en la que te refieres a tu propia experiencia en la institución deberá ser sucinta. Recuerda que el objetivo del discurso que presentarás no es hablar de ti mismo, sino que debe prevalecer el tema de la graduación.

En el artículo siguiente, podremos analizar los últimos consejos de esta serie que trata sobre la preparación de un buen discurso de graduación.

Author:

Share This Post On