Las primeras graduaciones (Parte I)

Cuando uno piensa en graduaciones, no hace más que evocar en su mente una serie de imágenes relacionadas con un acontecimiento especial, una fecha en la que estudiantes ven recompensada su dedicación al estudio. Hoy día, hay muchas costumbres habituales de las graduaciones que no pueden faltar en ninguna ceremonia alrededor del mundo. Sin embargo, no siempre fue así. Las graduaciones tuvieron un comienzo que dista mucho de ser como las ceremonias que se celebran en la actualidad. ¿Cómo fueron las graduaciones primigenias? ¿Qué costumbres perduraron hasta nuestros días? ¿Qué diferencias existen? Contestaremos estas preguntas en esta serie de artículos.

graduacion-despues

Para encontrar los orígenes de las ceremonias de graduación, hemos de remontarnos hasta el siglo XV. Para esta época, la Universidad de Oxford comenzó a organizar reuniones con el fin de convocar a los graduados. En un principio, se exigía que todos los graduados tuvieran parte como oradores. Se invitaba a cada estudiante a pronunciar un breve discurso en la ceremonia, el cual debía ser pronunciado en latín. Este precepto obedecía al concepto general de que la lengua internacional de la cultura y el conocimiento debía ser el latín.

Por lo tratado hasta aquí, se puede ver cómo el discurso era una parte central de la ceremonia de graduación de los primeros años. Esta seguiría siendo una costumbre hasta nuestros días. Obviamente, el discurso sufriría grandes modificaciones. Como es sabido, se abandonaría el latín como idioma oficial para el discurso. Además, ya no se requeriría la intervención de todos los estudiantes, sino que uno hablaría en representación de toda la promoción. Asimismo, los discursos oficiales en un principio eran pronunciados por un religioso, generalmente un ministro asociado a la casa de estudios. Hoy día, los discursos de apertura son pronunciados por un decano o por algún invitado célebre.

En el próximo artículo, continuaremos analizando más aspectos de las primeras graduaciones y sus transformaciones hasta nuestros días.

Author:

Share This Post On