Agradecimientos para el día de la graduación.

Agradecimiento

 

Llega el momento final, decisivo, y es justo ahora que tenemos que mirar atrás. ¿Quién nos acompañó? ¿Quiénes nos brindaron consejos? ¿Qué persona o personas nos brindó apoyo económico? ¿Quién brindó ánimo para no desfallecer? Bueno, es momento entonces de agradecerles a todos y cada una de las personas que se hicieron presentes de algún modo en el camino que ahora termina. Y de dar luces, pues el discurso debe brindar un ánimo especial a cada graduando.

Las palabras que se expresen en los discursos de graduación tienen que estar encaminadas a infundir un espíritu de superación, a abrir nuevos caminos, a luchar por los sueños. Tenemos que hacer evidente que de allí en adelante un mundo nuevo, no siempre perfecto, se abre, pero que la tenacidad y el valor deben estar por encima de todo. ¿Qué frases mencionar? ¿Cómo agradecer? Miremos este artículo que nos servirá bastante con esta tarea.

La lucha vale la pena.

El estudio no tiene que ser un deber. Luchamos porque nos apasiona lo que estudiamos y es esta excelente frase de Albert Einstein quien lo corrobora: “Nunca consideres el estudio como un deber, sino como una oportunidad para penetrar en el maravilloso mundo del saber”. Siempre el graduando tiene que saber que primero debe alimentar su curiosidad y los deseos de saber.

Ahora bien, qué bueno también mencionar dentro del discurso una frase de Waldo Emerson, pues hace evidente el hecho de abrir nuevos caminos, pues solo así podemos dejar un legado para futuras generaciones. Emerson lo dice así: “No vayas a donde te lleve el camino, sino a donde no hay uno para que dejes tu huella”.

El valor de perseverar debe recalcarse. Se hace necesario porque sabemos que hay momentos de duda, donde las debilidades parecen cobrar fuerza. En las tarjetas de felicitación, pueden imprimirse frases tan aleccionadoras como estas de Beethoven: “El genio se compone de 2% de talento y del 98% de perseverancia y aplicación”. Sin duda, hay que darle valor al trabajo constante. Es común decir también que solo en las dificultades se conoce verdaderamente a los hombres. Qué cierta es esta frase, y muy parecida a esta sentencia del autor de El Principito, Antoine de Saint-Exupéry: “El hombre se descubre a sí mismo cuando se enfrenta a los obstáculos.”

Regalos con agradecimientos.

Si quieres regalar plumas, agendas o libros e imprimir una pequeña dedicatoria, seguro vas a dejar un recuerdo en cada persona muy sincero. A las madres se agradece así: “A mi madre, la persona que me iluminó el camino y que siempre estuvo a mi lado, aún en los momentos más difíciles, quiero expresarle mis gracias infinitas”. A los padres puede agradecerse de manera sencilla así: “A mi padre, hombre que me brindó siempre un gran apoyo y que con su entusiasmo ha logrado formarme como esa gran persona que he llegado a ser”.

Para los amigos debe existir un agradecimiento también sincero, como este: “A mis amigos y compañeros, con los cuales viví tantos momentos buenos, agradezco su paciencia, el apoyo, la amistad, cada instante que me hicieron sentir feliz y la compañía en los momentos más difíciles”. Por último, para directivas y profesores se pueden expresar agradecimientos de este estilo: “A mis profesores, directoras y directores, gracias por el conocimiento, la paciencia, las ganas de entregar un saber no siempre tan sencillo. Les agradezco igualmente mi formación, porque sé que la inteligencia, la forma de ver la vida ha cambiado gracias a esa lámpara que encendieron al inicio del camino”.

Como ves, hay frases y agradecimientos para todos. En este evento, tu graduación, tienes que observar hacia atrás y tener conciencia de todas las personas que estuvieron contigo. Para todos ellos, será agradable y gratificante escuchar tus palabras. Sabrán que el tiempo invertido en tu guía fue de verdadero aprendizaje.

Author: graduaciones

Share This Post On