Al graduarme, ¿salgo de mi país a estudiar al exterior?

Eiffel Tower

Varias preguntas son las que pueden pasar por la cabeza de un joven que piensa estudiar en el extranjero una vez culminen sus estudios. Lo que puede pensar de forma más inmediata será la forma de pagar los estudios, y allí también seguro comenzará a buscar instituciones que otorgan becas o universidades en otros países que brinden incentivos. El aspecto económico es clave cuando hablamos de estudiar en el extranjero. No es un secreto que estudiar fuera de tu país constituye en algo muy valioso, para tu currículum, para la vida, para tu formación como adulto. Algunos chicos, al tener que manejar sus propios recursos y desenvolverse sin la ayuda directa de la familia, consiguen establecer mejor sus objetivos y logran una estabilidad que otros envidiarían. Tampoco hay que olvidar que generalmente tener un título en el extranjero, para muchos mexicanos y latinoamericanos, da más oportunidades laborales. La valoración y los salarios. La decisión de salir a otro país a estudiar una carrera, una maestría o un posgrado, pasa muchas veces, desafortunadamente, por las precarias condiciones laborales del propio país. Mientras muchos estudiantes entran al mundo laboral con salarios, generalmente, mínimos, en otros países, como Canadá, ingenieros civiles pueden estar devengando hasta $10.000 dólares al año. Los estudiantes mismos abandonan el país de origen porque saben que no los valoran como profesionales. No obstante también existen marcados pensamientos de otros que piensan que si estudias en México debes permanecer en tu país de origen, trabajar para su desarrollo. Incluso si contemplan el hecho de estudiar en el extranjero, saben que regresarán a poner en práctica sus conocimientos en la tierra donde nacieron. Unos y otros tienen razón, porque si consigues un trabajo con un buen salario y tus condiciones de vida son dignas, no desearás regresar a tu país a luchar por conseguir un empleo mal pagado. Otros factores, como la seguridad, pueden jugar un papel relevante en la decisión. Canadá, por ejemplo, tiene una cuota mensual para brindar a los menores de 18 años, buscando ayudar a los padres con la manutención. Los sitios preferidos de los mexicanos para estudiar. Los mexicanos prefieren para estudiar países como Canadá, Estados Unidos, Australia y España. Reino Unido, por ejemplo, albergó de 2003 hasta el 2011 alrededor de 16,725 mexicanos, según cifras reveladas por el British Council en México, que llegaron buscando formarse profesionalmente para adquirir un nuevo idioma y ampliar su cultura y sus conocimientos. Hay que tener en cuenta, además, que no siempre un joven llega para estudiar una carrera o una maestría; muchos buscan solo aprender idiomas. Los mayores intereses de los mexicanos están en áreas como la ingeniería, las ciencias sociales, las ciencias médicas y las humanidades. Aunque muchos jóvenes se percatan de que el costo de vida puede dispararse y ser mayor que en México, también hay pruebas evidentes de que una maestría en Milán, por ejemplo, puede oscilar entre los 2.000 y 3.000 euros. Finlandia ofrece educación subsidiada por el gobierno. Es decir, son muy variadas las opciones, por no mencionar la gran cantidad de becas que puedes encontrar tan solo accediendo a Google y colocando allí “becas para estudiar en …”. La decisión de salir a estudiar al extranjero es algo que solo debes decidir por ti mismo. Será necesario que analices, hagas presupuestos y te postules a alguna beca. Si cuentas con el apoyo de tu familia, mejor será, porque puedes hacerles saber que es una inversión para asegurar tu futuro, en ningún momento un gasto sin fin alguno.

Author:

Share This Post On