Graduación, un reto en nuestro destino

 

De acuerdo con la Real Academia Española (RAE) la palabra “graduación” cuenta con el siguiente significado:

  • Dar el grado o calidad que corresponde a la intensidad o cantidad de algo.
  • Dividir, ordenar y medir en grados.
  • Aumentar o disminuir gradualmente algo.
  • Conceder u obtener un grado académico.

Bien… podemos reconocer, entonces, en todas las acepciones del término “graduación” el trabajo y el esfuerzo que hacemos para llegar a ella.

Damos grado, calidad e intensidad a nuestra tarea, aumentamos y disminuimos ese grado ese esfuerzo, de acuerdo con cada uno de los desafíos, medimos los grados y finalmente, obtenemos un título académico.

Esto, nos hace referencia directamente a la palabra “reto”. Graduación y reto se encuentran íntimamente ligados.

“Reto” implica desafío, enfrentar dificultades, sortear escollos para llegar a algún sitio, para obtener un galardón, para lograr cumplimentar un objetivo. Un reto habla de autoexigencia, disciplina, valor, perseverancia, lucha, individual o colectiva, pero que finalizado el camino, generan satisfacción.

Llegar a la meta es importante, pero más lo es el camino recorrido, prestar atención a cada paso, guardar las vivencias, atesorarlas, porque el titulo nos hará profesionales, pero estas vivencias son las que nos harán ser grandes personas. Y eso, sumado a la profesión, nos brinda un carácter de excelencia.

Graduación es un término que se emparenta con consagración, que hace referencia a la culminación de un ciclo, a haber conseguido el logro buscado.

En este sentido, graduación distingue al momento en de la culminación de nuestros estudios, la finalización de la etapa de estudiantes y el paso hacia un nuevo período, la apertura hacia el cambio, una nueva época.

Esto lleva consigo una celebridad, en que mostramos al mundo quienes somos: la ceremonia de graduación.

El acto o ceremonia de graduación es la coronación de los retos, desafíos y la consagración, la llegada a la meta. Es un momento trascendente en nuestras vidas, donde seremos coronados y a partir de allí identificados como profesionales.

Allí, quienes fueron nuestros maestros estarán parados en el mismo estrado, dándonos paso a ser “colegas” a través de la entrega del diploma.

Colegas… pares, iguales, profesionales

Llegó el momento de lucir la toga y el birrete, de subir las escalinatas y recibir el diploma, el momento de sentirnos orgullosos por el largo sendero andado, por tanto camino recorrido.

Profesionales, expertos, competitivos, facultativo… cuánto encierra el término graduación.

Graduación implica, entonces, mucho más que lo definido por la Real Academia Española.

La graduación es un hito en la vida de toda persona abocada al estudio, es el hecho que nos condecora con la distinción del honor y la excelencia.

Y la ceremonia de graduación es el evento culmine de todo lo expuesto. El momento para agasajar con nuestros amigos y familiares en una fiesta de graduación en la cual los homenajeados se recreen y disfruten luego de tantos años de abnegación.

Ser graduado es una virtud, un modo de vida, una manera de observar, un punto de vista.

Author: graduacionesmexico

Share This Post On