Música de graduación: Pompa y circunstancia

Hay música para graduaciones y Música para Graduarse. Cuando llega el momento de la ceremonia de graduación, y de entregar los agradecimientos, escuchar el alentados discurso, y de recibir tu diploma y anillo, hay una pieza que debe sonar por encima de cualquier otra.

Pompa y Circunstancia

musica

Se trata de una pieza atemporal, y que nos llega desde hace mucho tiempo: Pompa y Circunstancia. Estamos seguros de que si has ido a una graduación o algún otro tipo de cermonis, la tienes bien presente…

¿De dónde viene esta música? ¿Quién la compusó? ¿Por qué la usamos en las ceremonias de graduación?

Sir Edward Elgar y Pompe and Circunstance

Pompa y Circunstancia es una composición de Sir Walter Elgar (1857-1934), un músico inglés. En realidad la pieza bajo este título es más larga: se trata de cinco marchas orquestales, y en las graduaciones actuales suena la primera de ellas.

Se trata de la misma marcha que Elgar estrenó con el nacimiento del siglo pasado, en 1901. Fue tal el éxito que cosechó en su estrenó que el público le pidió que la repitiera, algo inusual dentro de la música de concierto.

La pieza se popularizó rápidamente. En particular esta primera marcha. Su mayor éxito aún estaba por llegar, pues fue elegida como la música de la coronación de Eduardo VII, en 1901. En esa ocasión, esta música fue acompañada de algunos versos de “Land of Hope and Glory”, una canción nacionalista inglesa. De hecho, Pompa y Circunstancia es más conocida como esta canción que como una marcha.

Pompa y Circunstancia y las graduaciones

musica-2

No se sabe con ciencia cierta de qué manera, pero la marcha de Elgar fue adoptada en los Estados Unidos como parte central de las ceremonias de graduación. De ahí ha pasado a usarse en todo tipo de eventos: bodas, inauguraciones, aniversarios…

Pero siempre ha sido y será el tema central de las graduaciones. ¿Por qué?

De alguna manera, una graduación es una coronación: por derecho propio accedemos a un nuevo ámbito, a una nueva madurez, a una nueva capacidad… Y el mundo nos lo reconoce. La ceremonia de graduación es “pompa y circunstancia” del modo en que Elgar la tomó de su inspiración para estar marchas: Shakespeare.

El título de la marcha proviene de una escena de Otelo, que dice.

“Adiós al relincho del corcel de batalla,

al tambor que conmueve el espíritu,

al pífano que perfora los oídos,

a la bandera real y todas sus cualidades,

orgullo, pompa y circunstancia de la gloriosa guerra.”

La ceremonia de graduación es eso: el fin de una guerra, una nueva paz con nosotros mismo, el inicio de una nueva vida.

Author:

Share This Post On