Tips para que la ceremonia religiosa de tu graduación no sea un desastre

En México comúnmente la fiesta de graduación es acompañada por una ceremonia religiosa que se realiza unas horas antes de la gran fiesta. Independientemente de las creencias personales, la mayoría de las personas al graduarnos acudimos a la ceremonia religiosa el día de la graduación, sin embargo, en ocasiones hay detalles que arruinan nuestra asistencia a este tipo de ceremonias. Por eso te damos algunos tips para que el día de tu graduación tu participación en la ceremonia religiosa resulte memorable; y no precisamente por motivos vergonzosos.

Llega a tiempo

Aun cuando seas la persona más impuntual del país, del continente, del planeta y de toda la vía láctea, el día de tu graduación haz un esfuerzo por llegar a tiempo; esto no solo hablará bien de ti, sino además evitará que todos, incluyendo al sacerdote, dirijan una mirada incómoda hacia ti cuando estés entrando a la ceremonia.

Un outfit de 10

Suena bastante obvio, pero recuerda que la imagen lo es todo; bueno, casi, lo que importa es que el día de tu graduación llegues vestida; o vestido tal y como llegarás a la fiesta; queda prohibido llegar con el cabello suelto para las chicas y sin el saco para los chicos, sí; sabemos que el calor puede resultar agobiante, sobre todo si la ceremonia es por la tarde pero las normas de etiqueta nos indican que los chicos deben entrar a la ceremonia con el saco y la corbata; y no queremos estar en contra de las buenas costumbres ¿o sí?7

Apaga tu celular, Ipod, Ipad, Tablet o smartphone

Al menos que quieras escuchar como todos te abuchean en la ceremonia religiosa (e incluso ver como vuela hacia ti uno que otro zapatazo) lo más prudente es apagar toda tu parafernalia digital. De verdad, a nadie le interesa escuchar ese nuevo tono de Starwars en versión tropical que trae tu teléfono celular.

Pídele a tus amigos que guarden la cámara

Si, ya sabemos que te ves como una diosa o como un príncipe, pero recuerda que estás en una ceremonia religiosa, no es momento de los flashes y los reflectores; así que lo mejor es que le pidas a tu familia y amigos que sean prudentes con las fotos y si pueden, guarden la cámara para utilizarla en la alfombra roja afuera de la iglesia.

Recuerda que la ceremonia religiosa el día de tu graduación tiene un motivo: agradecer de manera colectiva el haber terminado tu carrera a pesar de los tropiezos, así que vale la pena poner un poco de atención ¿no crees?

Author:

Share This Post On