Tradiciones de graduación: Arrojar el birrete

Una de las tradiciones más extendidas en cuanto a la celebración de una graduación, junto al discurso de agradecimiento, la foto panorámica y la cena con padres y amigos, es el momento de arrojar el birrete.

El momento más emocionante de una graduación

arrojar-graduacion

Se trata de uno de los momentos  más entrañables de una ceremonia de graduación, y que más hemos visto retratado en películas, series y novelas que involucran alguna graduación: ese instante en que la ceremonia se relaja y la felicidad invade a todos los participantes, y como una muestra de su alegría, todos se quitan el birrete y lo arrojan al aire. La imagen que tenemos de este instante es de puntos que llenan el aire como una parvada de pájaros, y podemos decir que se trata del más cercano sinónimo que tenemos de la felicidad.

Pero: ¿Qué significa exactamente este gesto de arrojar el birrete?

Esta tradición es más joven de lo que se cree. Data de principios del siglo pasado, y nos llega desde la marina de los Estados Unidos… La primera vez que alguien arroja un birrete al aire no fue un birrete, de hecho, sino su equivalente marino: la gorra.

Un siglo de tirar el birrete

arrojar-graduacion2

La clase de la Escuela Natal norteamericana graduada en 1912 fue la primera que recibió, en la historia de la Academia, un distintivo como aprendices de hombres de mar: la gorra naval de los guardiamarinas. Tuvieron que llevarla puesta a sol y a sombra durante cuatros años.

Cada uno de ellos portaba la suya cuando el orador elegido para darle el discurso de graduación, el Presidente  William Howard Taft, subió al estrado y dio a aquellos muchachos su mejor recomendación para el futuro.

Una vez que terminaron las palabras del Presidente, y ya convertidos en oficiales de la marina norteamericana, uno de aquellos muchachos, cuyo nombre se ha perdido en el tiempo, realizó un pequeño acto de rebeldía como muestra de su alivio: se quitó la gorra y la arrojó al aire.

Antes que cualquiera de los veteranos que custodiaba la ceremonia pudiera hacer algo, el resto de los graduados arrojó su gorra. Y se produjo, por primera vez, esa imagen tan cara a la idea de graduación que tenemos ahora.

Una tradición que sigue

arrojar-graduacion3

Las siguientes generaciones de graduados navales hicieron lo mismo… y el gesto tiene eco hasta nuestros días.

Así que no te cortes: arroja tu birrete al aire cuando llegue el momento. Vas a ver que sensación de libertad y de alegría.

Author: graduaciondf

Share This Post On