Y después de la graduación ¿qué sigue?

Veamos, ya pasó la graduación, guardaste en tu memoria las risas, el baile, la cena, la música, el brindis y, debemos reconocerlo, también esos besos, abrazos y caricias que te regaló el amor de tu vida. En resumen fue una noche muy especial que siempre vas a recordar y en caso de que pretendas olvidarla las fotos y videos de la noche van a estar ahí para recordártela, no te preocupes. Es en este momento cuando probablemente te preguntes y ahora, ¿qué sigue?, tranquilo, si aún no lo sabes nosotros te vamos a dar algunos consejos para saber por donde comenzar  ese camino.

Comienza a construir tu CV

Si ya terminaste tu universidad pero aún no tienes trabajo la opción obvia es comenzar a buscar empleo. Pero no cualquier empleo, debes estar consciente de tus capacidades así que no te limites a buscar el típico empleo de estudiante como barman o edecán. Si planeas realmente explotar al máximo tus conocimientos lo mejor es comenzar a buscar un primer empleo en tu área, en lugar de en otras áreas que a corto plazo podrían darte algunas ganancias pero que a largo plazo no te darán la oportunidad de un desarrollo profesional real.

Los posgrados son un camino no una finalidad

Es evidente que las empresas valoran mucho los conocimientos sin embargo debes recordar que en la misma proporción valoran la experiencia, así que si decides estudiar una maestría para estar mucho mejor preparado lo mejor es buscar al mismo tiempo un empleo de medio tiempo que te permita poner en práctica todos tus conocimientos.

Se acabó la fiesta

La mayoría de las empresas te piden que anotes tu dirección de email en tu CV y esto tiene una razón además de la de poder mantenerse en contacto contigo, la razón es poder seguirte la pista a través de las redes sociales ya que eso les permite tener una idea de cómo eres en tu vida personal y de esta manera tener una idea más completa de que tan buen empleado serías. Así que si tu área profesional no tiene como directriz las relaciones humanas, lo más recomendable es que dejes fuera de tu perfil de Facebook y de Twitter todas las evidencias de tus múltiples e inacabables fiestas que puedan hacer pensar que eres una persona irresponsable.

Comienza a ahorrar

Sabemos que esos zapatos Prada no han dejado de coquetear contigo desde que los viste en el aparador. Pero pregúntate ¿los necesitas o simplemente te gustaron y los deseas? ¿son mejores un par de zapatos que un primer departamento? La finalidad del ahorro es la de brindarte bienestar a lo largo de tu vida y asegurarte un futuro tranquilo además de un retiro digno. Piensa que más que realizar pequeños gastos que pueden ofrecerte satisfacción a corto plazo, lo mejor es invertir en proyectos que a largo plazo te brinden ese bienestar y esa seguridad a la que nos referimos.

Usa tu imaginación

Si te frustra un poco el hecho de que muchas empresas reserven sus mejores vacantes para las personas con más experiencia entonces atrévete a emprender. Inicia tu propio negocio. La ventaja que tienes al comenzar tu vida profesional es que aún no tienes nada; por lo tanto no tienes nada que perder. Recuerda que muchos de los que han pasado a la historia comenzaron de la nada y que los mejores inventos alguna vez fueron solo la idea de una persona que se atrevió a apostarlo todo cuando no tenía absolutamente nada.

Lo más importante después de la graduación es trazar tus metas y mantenerte enfocado, tal vez el camino no te resulte tan sencillo como esperabas pero piensa en tu vida profesional como un viaje en el que tienes oportunidad de disfrutar no solo el lugar al que quieres llegar, sino también el camino por el que estás viajando.

Ahora que si aún estás en el proceso de organizar tu graduación, haz click aquí para encontrar todo para una graduación sencillamente inolvidable.

Author:

Share This Post On