Borlas, birretes y togas: imprescindibles en tu graduación

Cuando nos ponemos a pensar en la graduación, sin dudas las imágenes recurrentes se relacionan a la vestimenta: una túnica larga y negra y un gorro cuadrado con una cinta roja que arrojamos al viento como señal de alegría. Esto se debe a que la tradición se repite desde hace años y parece no tener fin. Conoce más sobre los tres elementos que no pueden faltar en tu graduación y otros accesorios más.

Historia y características de estos elementos de graduación

Ya es un ritual, algo que no se cambia y que todos los alumnos esperan ansiosos para lucir: el típico conjunto en su mayoría de color negro, aunque también se ve mucho en azul últimamente. Los orígenes de este traje de graduación datan del siglo XII e incluían sombrero, borla, túnica y capucha. En ese momento, las Universidades en Reino Unido habían comenzado a constituirse y las dos más importantes de Inglaterra, como ser Cambridge y Oxford establecieron sus propias reglas para que los alumnos que

finalizaran los cursos celebren su graduación, durante el reinado de Enrique VIII. Las Universidades de Europa han variado mucho la ropa distintiva para la graduación, sin embargo, en Estados Unidos se sigue manteniendo luego de un código estudiantil creado en 1893 por Gardner Cotrell Leonard, similar a la vestimenta a la inglesa.

Los birretes (gorros característicos) son negros o azules y están hechos con seda, algodón, paño o rayón. Si o sí deben coincidir con el material con el que está hecha la túnica. Si son de terciopelo es únicamente para los que reciben un doctorado. La borla larga se fija en el medio del birrete, y pende para un costado de la cabeza. La tradición puede ser iniciar la ceremonia de graduación con la borla de lado derecho delantero hasta el momento en que reciben el diploma y lo cambian al lado izquierdo. Esto se hace para que al ver al estudiante, se sepa de antemano si ya es un graduado o no.

togaEn cuánto a las túnicas, son del mismo color que el birrete, largas, enteras y con mangas puntiagudas. En el caso de los que reciben una maestría, deben lucir mangas oblondas y los que se gradúan de un doctorado, mangas acampanadas. Pueden tener diversos adornos según la Universidad o algún distintivo como ser el escudo.

El cuarto elemento son las capuchas, no tan usadas en la actualidad pero que forman parte del atuendo tradicional de un estudiante a punto de graduarse. Son de base negra y su longitud varía dependiendo del grado que se recibe (tecnicatura, máster, doctorado, grado, post grado, etc). Por ejemplo, para la licenciatura, deben medir 90 cm, para la maestría, 107 cm, para el doctorado 122 cm. En este último, además tienen paneles a los laterales. Todas están forradas con los colores distintivos de la Casa de estudios y adornadas con 2 ribetes (5 cm, para la licenciatura), 3 (7,5 cm para la maestría) y 3 ribetes (12,7 cm, para el médico). El color es también diferente por la disciplina en la que se especializa.

Cómo colocar la vestimenta de graduación

Se trata de dos pasos más que sencillos:

  1. Coloca primero la toga por encima de unos pantalones y camisa. Algunos tienen cremallera y otros directamente son enteros y se colocan por encima de la cabeza. Cuidado con el dobladillo que no sea demasiado largo para que no lo pises.
  2. Ponte el birrete y acomoda la borla para la derecha, recuerda que no la debes cambiar de lugar hasta que no te entreguen el título. El birrete puede ir derecho o inclinado hasta un lateral (el derecho para que no se te mueva la borla, por ejemplo).

Si estás a semanas de tu graduación, comienza a buscar la vestimenta adecuada para este acontecimiento tan importante en tu vida.

Author: graduacionesdf

Share This Post On